Cáncer: factores de riesgo

Cuando una célula normal se reproduce fuera de control, se transforma en una célula cancerígena.

La célula pierde la inhibición por contacto con las células de su alrededor, no funciona su mecanismo de programación para morir por apoptosis, se escabulle del sistema inmune y puede invadir otros tejidos.

En casos de un diagnóstico de cáncer, su mecanismo es multimodal, además de los tratamiento específicos, es necesario tener en cuenta:

  • La elección de clínica.
  • Los cuidados previos a la cirugía.
  • El ejercicio físico.
  • El cambio de estilo de vida.
  • La dieta.
  • Las limitaciones en el uso del azúcar.

A mayor inflamación, mayor riesgo

Dentro del organismo existe un amplio grupo de enzimas que producen inflamación, entre ellas se encuentra la COX-2, esta enzima la utilizan la mayoría de las células cancerígenas para:

-Estimular la formación de los vasos sanguíneos que alimentan el tumor

Aumentar la adhesión de las células a las paredes de los vasos sanguíneos

Aumentar la metástasis

En algunos cánceres los niveles de COX-2 pueden ser muy elevados (En el cáncer de páncreas llegan a ser 60 veces superior y 150 veces más  en los cánceres de cabeza y cuello)

 Es importante inhibir la COX-2 antes y después de la cirugía.

Los inhibidores de COX-2 actúan sinérgicamente con la quimioterapia.

Los pacientes con cáncer de pulmón avanzado tratados con quimioterapia sola o en combinación con un inhibidor de la COX-2) tienen mayor sobrevivencia .

– También ralentiza la progresión del cáncer en los hombres con cáncer de próstata recurrente .

– La sobrevivencia de los pacientes con cáncer de pulmón y elevada COX-2 fue de 15 meses, los que tenían bajos niveles de COX-2 fue de 40 meses

– En los ratones, la inhibición de la COX-2 previene de la metástasis de cáncer de mama .

Resveratrolvitamina Egenisteína, el té verde (EGCG), quercetina, ácidos grasos omega 3ajo, matricaria y silimarina del cardo mariano poseen capacidad antiinflamatoria .

Cúrcuma, jengibre, canela, fenogreco, incienso, romero, chile rojo, clavo, nuez moscada, cilandro, albahaca y comino negro,  se suelen utilizar para aderezar las comidas. Producen efectos antiinflamatorios tan potentes como los medicamentos, pero sin efectos secundarios (Cienciabio.com. Las especias como antiinflamatorios)

El control de la glucosa

El control de la glucosa: disminuye el riesgo cardiovascular, controla el peso y  reduce el riesgo de cáncer (prácticamente todas las enfermedades crónicas del envejecimiento se aceleran con los niveles elevados de glucosa).

El impacto que tiene la glucosa elevada en sangre en los pacientes de cáncer, es devastador.

El organismo responde a los niveles elevados de glucosa en sangre produciendo más insulina que promueve el crecimiento del tumor.

En ocasiones se considera como relativamente normal 140 mg/dl de glucosa en sangre, pero ahora se sabe que este nivel produce riesgos cardiovasculares, derrames cerebrales y cáncer.

La concentración saludable de glucosa en sangre no debe sobrepasar los 85 mg/dl . Por encima de este nivel:

– Los tejidos están expuestos a concentraciones de glucosa que producen reacciones químicas con las proteínas y las grasas denominada glicación, los principales enemigos de la longevidad además de alimentar a las células cancerígenas.

Cuando la glucosa en ayunas está entre 110 y 124 mg/dl, el riego de morir se incrementa en un 40% y se duplica cuando alcanza el intervalo de 126 a 138 mg/dl .

Las mujeres con glucosa elevada, son desde un 22%  hasta un 75% más propensas a desarrollar cáncer de mama.

En los hombres y mujeres todavía no diabéticos pero que tienen un nivel basal de insulina elevado incrementan el 37% la mortalidad por cáncer .

La glucosa elevada disminuye la eficacia del tratamiento quimioterápico del cáncer de mama .

Los pacientes con cáncer deben considerar controlar sus niveles de glucosa e insulina en ayunas y la glucosa después de las comidas. Su nivel de glucosa debe de ser menor de 85 mg/dL.

La hemoglobina A1c es un componente de la sangre que mide el nivel medio de glucosa durante los últimos tres meses. En una década de estudio en 3.003 sobrevivientes de cáncer de mama, el riesgo de mortalidad por cualquier causa fue dos veces mayor en las mujeres con una hemoglobina A1c superior al 7% en comparación con las mujeres con menos de 6.5%

Los diabéticos tienen más riesgo de tener todo tipo de cánceres  y se ha estimado ese riesgo en un 41% mayor .

La diabetes gestacional es un estado temporal de intolerancia a la glucosa asociada con el embarazo. Su efecto a largo plazo en las mujeres se traduce en un aumento de 7 veces el cáncer de páncreas .

Aunque la adiposidad, no siempre se acompaña de una diabetes, se asocia con un aumento del riesgo de mortalidad del 30% y la actividad física parece estar asociada con un 30% de riesgo reducido de mortalidad.

Las personas que producen un exceso de glucosa en el hígado (gluconeogénesis) necesitan tomar medidas adicionales para mantener bajos los niveles de glucosa/insulina.

El café verde inhibe la producción de glucosa en el hígado, reduciendo la glucosa en sangre .

La angiogénesis requisito para la metástasis

La producción de nuevos vasos sanguíneos se llama angiogénesis.

La angiogénesis es un proceso normal y necesario para el crecimiento y el desarrollo en la infancia y para  la cicatrización de las heridas.

Los cánceres utilizan la angiogénesis para crecer.

Las células cancerígenas la utilizan  para aumentar el suministro de sangre al tumor.

La formación de nuevos vasos sanguíneos que irrigan el tumor es un requisito absoluto para la metástasis.

Los tumores no pueden crecer más que el tamaño de una cabeza de alfiler (1 a 2 mm) sin ampliar su suministro de sangre .

Cambios en el estilo de vida

Después de la terapia adyuvante, cerca de la mitad de las mujeres con cáncer de mama experimentan un incremento de peso de 3 kg y pudiendo alcanzar incluso de 8 a 10 kg en numerosos casos .

Pero hay otro grupo de mujeres que de modo consciente o no, inician conductas alimenticias de sobrevivencia.: después de un diagnóstico de cáncer de mama en 1.560 mujeres se incrementó la ingesta de frutas, verduras, cereales integrales y fuentes magras de proteínas y disminuyeron la ingesta de grasa, productos de alto contenido de azúcar, carnes rojas, café, algunas bebidas alcohólicas y granos refinados. También incrementaron los macronutrientes, vitaminas y minerales, aceite de pescado, aceite de onagra y suplementos botánicos estrogénicos. Estas conductas alimenticias producen un efecto más o menos intenso en la inhibición del cáncer de mama.

Después de un cáncer de mama, se recomienda  hacer cambios en el estilo de vida:

– Actividad física –10 minutos al día o 14 kilómetros a la semana

Control del peso

Incrementar el consumo de frutas y verduras

Reducción de la ingesta de grasas saturadas en la dieta.

El estilo de vida es un factor relevante para la prevención y la inhibición del cáncer.

Las personas con los mismos estilos de vida tienden a padecer enfermedades semejantes (Esta característica se ha observado en algunos grupos de pacientes por ejemplo, existen notables similitudes en los hábitos alimenticios y en el estilo de vida entre la fase III de cáncer de colon y colorrectal metastásico en los pacientes que recibieron quimioterapia activa).

Cocinar de modo saludable

La inflamación crónica está directamente implicada en el cáncer .

La pregunta es: ¿qué produce inflamación?

La comida cocinada en altas temperatura produce inflamación crónica y acelera la glicación  que es la unión de azúcares y proteínas, y es la responsable del envejecimiento.

La comida cocinada en bajas temperaturas –hervida o al microondas- facilita la pérdida de peso y reduce la glucosa en sangre.

Los alimentos fritos cocinados a en aceite o parrilla se cocinan a 180ºC y provocan la formación de aminas heterocíclicas que mutan genes que a su vez provocan cáncer de próstata, mama, colorrectal, esófago, pulmón, hígado y otros tipos de cáncer .

Comer pescados del mar disminuye los ataques de corazón, pero comerlos fritos los aumenta .

Cirugía. Mejores resultados en clínicas con elevado número de pacientes

• La importancia a la hora de decidir el hospital:

A los 5 años, los pacientes de los hospitales de muy bajo número de pacientes tuvieron un 60% más de riesgo de mortalidad por cualquier causa que los pacientes de los hospitales de alto número .

• Estimulación  la actividad de las células NK antes de la cirugía

Las células asesinas naturales (NK) son un tipo de glóbulos blancos encargados de buscar y destruir células cancerígenas.

La baja actividad de las células NK se asocian con un aumento del riesgo de muerte por cáncer de mama .

Las personas con baja actividad de células NK antes de la cirugía de cólon tenían un 350%  mayor riesgo de metástasis durante los siguientes 31 meses .

Aunque muchas veces la extirpación del tumor proporciona sobrevivencia, en otros casos la extracción quirúrgica produce metástasis en diferentes órganos, y  a menudo la recurrencia metastática es más grave que el tumor original . La cirugía de cáncer puede incrementar el riego de metástasis.

Las mujeres con cirugía de cáncer de mama, reducen las células NK  incluso a más del 50% el primer día después de la cirugía . Esto indica que la cirugía puede faciliar la metástasis del cáncer y esta característica debe tenerse en cuenta en la preparación previa a la cirugía, estimulando la actividad de las células NK.

La cirugía de cáncer incrementa la producción de sustancias inflamatorias como la interleuquina-1 y la interleuquina-6  que a su vez aumentan la actividad de la ciclooxigenasa-2 (COX-2), una enzima inflamatoria que tiene un papel fundamental en el crecimiento del cáncer y en la metástasis.

La metástasis tiende a incrementarse después de una intervención quirúrgica. Las células cancerígenas que penetran en los vasos sanguíneos incrementan la unión a las paredes de los vasos en un 250%  debido a moléculas de adhesión y a las sustancias inflamatorias. Es crítico para la persona que se somete la cirugía del cáncer tomar medidas que ayuden a neutralizar el aumento de la adhesión de las células cancerígenas.

Es  importante:

  • La vigilancia de las células NK para incrementar su actividad.
  • La ingestión de antiinflamatorios.
  • La inhibición de la adhesión celular antes de la cirugía.

Fuente: Cienciabio.com: Nutrición y cáncer de mama

Nota del autor:

La farmacología del cáncer utiliza fármacos aprobados por la EMEA europea y la FDA norteamericana después de innumerables ensayos clínicos en humanos como punto final a otra enorme investigación previa en ensayos preclínicos. Los fármacos aprobados por estos organismos son los únicos que se pueden recetar para un tratamiento de cáncer.

Esta revisión científica informa de otra línea de esfuerzo que se hacen en nutrición para encontrar otros caminos complementarios a esos tratamientos, pero debe considerar lo siguiente: aunque se hayan realizado ensayos clínicos sobre alimentos o sus principios activos que tienen alguna eficacia contra el cáncer y además, se hayan publicado en revistas científicas de prestigio pasando los comités éticos y los evaluadores internacionales, esos productos no están aprobados como tratamientos por ninguno de los dos organismos oficiales responsables del permiso de uso farmacológico y por lo tanto, no se pueden utilizar como receta.

Ud debe saber que esta revisión científica no intenta sustituir en ninguna de las formas ni directa ni indirecta un tratamiento farmacológico, solo se pretende informar del estado actual del conocimiento científico con respecto a la nutrición y el cáncer de mama.

Aun cuando la Unión Europea tiene previsto el desarrollo de una legislación para el uso de alimentos para prevención y tratamiento de enfermedades (1924/2006), todavía falta tiempo y esfuerzo para que se desarrolle y se apruebe el uso de determinados alimentos o sus principios activos para el tratamiento de las enfermedades más peligrosas.