Claves para el control de peso: Triptófano

Muchas personas obesas tienen la necesidad de consumir alimentos ricos en carbohidratos  de modo inconsciente, porque los carbohidratos facilitan el transporte del L-triptófano para su conversión a serotonina.

El triptófano suprime el apetito

El aumento de los niveles de L-triptófano en el plasma sanguíneo tiene un efecto supresor del apetito : El incremento de serotonina produce menor ansiedad por consumir carbohidratos y ayuda a controlar el peso.

No todo el triptófano que se ingiere se convierte en serotonina

Cuando se ingieren carbohidratos se libera insulina y entonces, se acelera la eliminación de los aminoácidos valina, leucina, e isoleucina del suero que compiten con el transporte del triptófano al cerebro.

En las personas con resistencia a la insulina (como suele ocurrir con las personas obesas),   el problema se complica ya que la acción de la insulina puede modificar las relaciones entre aminoácidos que afectan a la disponibilidad del L-triptófano

Cuando se disminuye la relación entre el L-triptófano en plasma y los aminoácidos neutros (fenilalanina, tirosina, leucina, isoleucina o valina), menos L-triptófano alcanza el cerebro y menos se convierte en serotonina.

Cómo adelgazar consumiendo triptófano

Una persona obesa que consuma L-triptófano una hora antes de la comida,  disminuye de la ingesta de kilocalorías  y adelgaza.

El incremento de proteína en la dieta, disminuye la concentración de serotonina debido a la presencia de aminoácidos que dificultan la transformación  del triptófano en serotonina.

Si se combina la ingestión de  L-triptófano y una dieta rica en proteína en la dieta se controla el peso,  con la ventaja que no se produce somnolencia o fatiga causadas por los carbohidratos.