Dermatitis atópica

La dermatitis atópica es un trastorno cutáneo prolongado con erupciones irritantes y descamativas. La piel se hincha y enrojece.

Farmacológicamente no tiene cura. Actualmente se utilizan corticoides tópicos, antihistamínicos, antibióticos, inmunomoduladores y fototerapia.

En la dermatitis atópica la piel no produce adecuadamente péptidos antimicrobianos como la catelicidina*.

Las lesiones de la gran mayoría de los pacientes  con dermatitis atópica están infectadas con el patógeno Staphylococcus aureus, lo que contribuye a mantener la inflamación.

La reducción de Staphylococcus aureus puede mejorar significativamente el estado de la piel

Factores que agravan la dermatitis atópica

Sensibilidad al contacto con  tejidos, incluso al secar la piel después de la higiene diaria.

Enjabonado y uso de productos de higiene irritantes

Piel seca, sudor.

Factores ambientales:  humedad, calor

Estrés y ansiedad:  incrementan la sensación de picor. El rascado agrava la situación diseminando la inflamación, pudiendo incrementar la infección bacteriana.

Dieta

Los pacientes con dermatitis atópica tienen hábitos alimenticios que dan lugar a deficiencias nutricionales que pueden afectar a la dermatitis.

Aunque no se ha comprobado el efecto de la dieta, en ensayos clínico, se ha encontrado que los pacientes con dermatitis ingieren menos productos lácteos, pescado, huevos, carne de cerdo, naranjas, frutas, manzanas, kiwis, pimientos verdes o rojos.

En la dermatitis es necesario tener en cuenta la mejora nutricional y el control de las alergias a los alimentos.

Muchos niños se ven afectados por la dermatitis atópica a edades tempranas.

La Academia Americana de Pediatría sugiere que las madres lactantes con bebés en alto riesgo de desarrollar dermatitis atópica deben evitar los cacahuetes y las nueces, y  considerar la eliminación de los huevos, la leche de vaca y el pescado de su dieta.

Si se compara esta sugerencia con los datos epidemiológicos de la investigación anterior, cabría pensar que sería conveniente ingerir naranjas, manzanas, kiwis, otras frutas y pimientos verdes o rojos para ejercer un cierto control sobre la dermatitis.

La Organización Mundial de la Salud también recomienda la lactancia materna de los bebés hasta los 2 años de edad. La lactancia materna puede tener un efecto protector de la dermatitis en los niños

Vitamina D3

La vitamina D desempeña un papel importante en la dermatitis atópica.

La vitamina D participa en la inmunidad innata  mediante mecanismos que protegen de infecciones. Induce la expresión de genes para la producción del polipéptido antimicrobiano catelicidina*, una actividad que realizan los queratinocitos de la piel cuando se produce una herida

Entre los 20 y los 70 años, la piel pierde aproximadamente el 75% de su capacidad de producir la forma biológicamente activa de la vitamina D .

Si se tiene en cuenta que la bacteria “S. aureus” se encuentra en el 90% de las lesiones de dermatitis atópica y que la densidad de la colonización se correlaciona con la severidad de la enfermedad  entonces, la presencia de vitamina D jugará un papel importante en la salud de la piel.

La suplementación oral con vitamina D (1.600 UI) mejorara la gravedad de la enfermedad  y los signos clínicos además de ser una terapia segura y bien tolerada,  incluso puede utilizarse tópicamente en las lesiones de la dermatitis.

Es conveniente considerar que en algunos pocos casos,  en los niños con sensibilización alérgica, la vitamina D podría incrementar la gravedad de la dermatitis .

Vitamina E

Ingerir vitamina E de origen natural (400 UI/día) puede ser una excelente herramienta terapéutica para la dermatitis atópica.

La vitamina E es antiinflamatoria y puede utilizarse tópicamente. Protege del estrés oxidativo y proporciona una base racional como quimiopreventivo de cáncer de piel.

Puede combinarse  con la vitamina D en uso tópico para  el tratamiento de la dermatitis atópica.

Vitamina B12

Su uso tópico  reduce la extensión y la gravedad de la dermatitis atópica .

Vitamina metilnicotinamida

Posee propiedades antiinflamatorias.

Se puede utilizar para tratar la amplia variedad de enfermedades y trastornos relacionados con la inflamación de la piel 

El té posee un amplio grupo de actividades protectoras de la piel -incluso puede utilizarse para ayudar a prevenir los cánceres de piel producidos por la exposición a la radiación  solar .

Su principio activo es la epigalocatequina (EGCG).

En uso tópico previene la inflamación y el estrés oxidativo asociado al daño de la luz UV  y puede mejorar las lesiones de dermatitis atópica .

Aceites

El aceite de onagra es útil en el tratamiento de la dermatitis atópica  y la forma de uso tópico es un factor importante en la eficacia de la aplicación.

Aunque el aceite de onagra es un medicamento seguro y eficaz en la gestión de la dermatitis atópica sin embargo, no todos los investigadores han encontrado el mismo resultado.

En general se estima que la suplementación nutricional con aceite de borraja es poco probable que tenga un efecto clínico importante, aunque se considera que puede ser útil en algunos pacientes individuales con dermatitis atópica menos grave que buscan un tratamiento alternativo.

Manzana, pomelo, arándano, granada, kiwi

Los polifenoles de la piel de la manzana inactivan las toxinas producidas por la bacteria “Staphylococcus aureus” .

El pomelo, antimicrobiano natural , puede utilizarse como antibacteriano contra “Staphylococcus aureus” .

El arándano  posee  su capacidad para inhibir “Staphylococcus aureus” .

Los extractos de la granada  “Punica granatum” – especialmente los obtenidos de la cáscara- poseen actividad inhibidora frente a “Staphylococcus aureus” .

El extracto soluble en agua del kiwi “Actinidia arguta” reduce los niveles de IgE (inmunoglobulina E) y puede utilizarse en la dermatitis.

Apigenina

Desde hace siglos se conocen los efectos beneficiosos de determinadas hierbas medicinales en la función cutánea.

Entre ellas  el principio activo apigenina que se ha utilizado para el cuidado de la piel desde hace milenios, sobre todo en China.

La apigenina tópica mejora la función de la permeabilidad epidérmica mediante la estimulación de la diferenciación epidérmica, la síntesis y secreción de lípidos y la producción cutánea de un péptido antimicrobiano.


Especias  y plantas medicinales

Cúrcuma

Una de las especias más relevante es la cúrcuma “Cúrcuma longa “.

Su principio activo la tetrahydrocurcumina inhibe la promoción del cáncer de piel e indirectamente puede ser beneficioso para la dermatitis atópica.

Amla, neem, aloe, té, clavo, hierba de San Juan

Otras plantas como el Amla “Emblica officinalis”, las hojas de Neem “Azadirachta indica”, las hojas de aloe “Aloe vera”, el té “Camellia sinensis assamica” y el clavo “Syzygium aromaticum” tienen capacidad de inhibir los “Staphylococcus aureus” resistentes a la meticilina  que se encuentran en la dermatitis.

En el grupo de plantas medicinales se encuentra “Mahonia aquifolium, Hypericum perforatum y Glycyrrhiza glabraTodas ellas son eficaces en el tratamiento de la dermatitis atópica .

La hierba de San Juan “Hypericum perforatum” tiene efecto antibiótico contra la bacteria “Staphylococcus aureus” cuando se utiliza tópicamente .

Regaliz

La regaliz “Glycyrrhiza glabra” es eficaz en el tratamiento de la dermatitis atópica.

El extracto de regaliz al 2% utilizando propilenglicol como disolvente podría ser considerado como un agente eficaz para el tratamiento de la dermatitis atópica .

La glicirricina es el principal componente de la regaliz y también protege contra el daño inducido por la luz UVB  y el ácido glicirretínico, otro constituyente de regaliz, protege la piel contra la iniciación del tumor.

Polypodium

El uso de antihistamínicos junto con el extracto de “Polypodium leucotomos” actúa sinérgicamente reduciendo el picor y el dolor en la dermatitis atópica moderada .

Ashwagandha

Withania somnífera” : ayuda a proteger la piel contra los efectos del estrés.

Zinc

La deficiencia de zinc influye en el sistema de barrera de la piel y en el sistema inmune. Puede constituir un factor responsable del incremento de la dermatitis atópica

Acido hialurónico

El ácido hialurónico está omnipresente en la matriz extracelular de la piel.

Cuando se divide en fragmentos de bajo peso molecular, activan las células inmunocompetentes induciendo a los queratinocitos para producir beta-defensinas.

Es posible utilizar el ácido hialurónico de bajo peso molecular para el uso tópico y mejorar la liberación de beta-defensinas por los queratinocitos, mejorando así la defensa de la piel para la protección de los tejidos cutáneos de infección por microorganismos.

Medicina japonesa

El Hochu-ekki-to es una medicina japonesa que que contiene raíz de astrágalo, regaliz, azufaifo, ginseng, Atractylodes blanco, rizoma de jengibre fresco y raíz de angélica.

Constituye  una terapia alternativa para el tratamiento de la dermatitis atópica intratable .

Miel

El uso tópico de la de miel parece ser útil en el manejo de la dermatitis y la psoriasis.

UVB

La radiación ultravioleta B (UVB) incrementa la producción de la vitamina D en la piel y el péptido antimicrobiano catelicidina.

Complementos alimenticios

En aquellos casos en los que se producen inflamaciones crónicas de la piel

Como complemento a la dieta

• Formato de venta : 120 cápsulas

• Polifenoles de manzana, arándano, cúrcuma, vitaminas E, D3, B12…

• Dermatitis atópica, psoriasis

 

*La catelicidina: un polipéptido antimicrobiano

Las enfermedades de la piel inflamatorias crónicas tales como la dermatitis atópica, la psoriasis o la rosácea son muy comunes.

Las infecciones cutáneas están relacionadas con la rotura de la defensa antimicrobiana y representa un problema común en la dermatitis atópica.

Existe una correlación entre la disminución de defensinas y péptidos antimicrobianos, y la gravedad de la enfermedad de la piel .

La piel tiene la capacidad de producir una serie de péptidos y proteínas antimicrobianas, como beta-defensinas, catelicidina y lisozima que tienen actividad contra bacterias, virus y hongos.

Aunque la patogénesis exacta de la dermatitis atópica no se conoce completamente se caracteriza, junto con la psoriasis y la rosácea, por una desregulación de la inmunidad innata cutánea.

En la dermatitis atópica la piel no produce adecuadamente péptidos antimicrobianos como la catelicidina.

Los mastocitos son las células del sistema inmune que expresan catelicidina defendiendo a la piel de la infección bacteriana .

Fuente: http://cienciabio.com/dermatitis-atopica/