Obesidad=Diabetes

Contra la obesidad y diabetes: Prevención

La glucosa en sangre es imprescindible para vivir, es el principal recurso de energía del cuerpo.

Tener demasiado azúcar en sangre (hiperglucemia) durante largos periodos de tiempo puede provocar graves problemas de salud.

La falta de ejercicio, desequilibrio hormonal, ansiedad, estrés, descontrol de la flora bacteriana y las carencias nutricionales son factores de riesgo a tener en cuenta.

El exceso de glucosa en sangre se produce por:

  • Deficiente producción de insulina (diabetes tipo I)
  • El incremento de la resistencia a la insulina (diabetes tipo II)

La insulina y el aumento de peso

La mayoría de los carbohidratos de la comida, se descomponen en el estómago en glucosa y otros azúcares. La glucosa se absorbe en sangre y penetra en las células por medio de la insulina.

La insulina tiene un papel crucial en el aumento de peso porque regula los niveles de glucosa en sangre.

– Cuando la insulina se une a los receptores que están en la superficie de la célula entonces, la glucosa puede entrar en la célula.

– Si estos receptores no funcionan, la insulina no se une y la glucosa no puede penetrar en la célula produciendo lo que se denomina “resistencia a la insulina” ( diabetes tipo II). El exceso de glucosa que no se utiliza, se transforma en triglicéridos (grasa), y produce obesidad.

– Si las células se vuelven cada vez más resistentes a la acción de la insulina, el cuerpo produce más insulina en un intento de introducir más glucosa de la sangre en el músculo y en el hígado. Si no consigue introducir más glucosa en las células , produce tejido adiposo (grasa) y sustancias pro-inflamatorias, que vuelven a incrementar la resistencia a la insulina en un círculo vicioso.

¿Qué ocurre si ingerimos carbohidratos en exceso?

La ingestión elevada de carbohidratos procedentes de harinas, almidones, pasta, dulces etc… puede incrementar la glucosa en sangre

El exceso de glucosa en sangre es responsable directo de la obesidad. Cuando se controla el exceso de glucosa y la resistencia a la insulina, se controla la obesidad.

Además puede ocasionar:

  • Aumento de la inflamación.
  • Diabetes tipo II.
  • Enfermedad cardiovascular.
  • Demencia.
  • Enfermedad del hígado.
  • Disfunción pancreática.
  • Neuropatía.
  • Daño en la retina en el ojo.
  • Obstrucción arterial.
  • Estrés oxidativo.
  • Glicación.
  • Disfunción endotelial.
  • Reducción del flujo sanguíneo coronario.
  • Aumento del riesgo de cáncer.
  • Envejecimiento

En los pacientes con diabetes el riesgo de muerte es al menos dos veces mayor que en las personas sin diabetes

¿Cómo evaluar las posibilidades de padecer diabetes?

Se tiene resistencia a la insulina cuando se cumplen al menos tres de las siguientes condiciones:

  • Obesidad abdominal (barriga).
  • Elevados niveles de triglicéridos.
  • Niveles bajos de colesterol HDL (colesterol bueno).
  • Niveles elevados de azúcar en sangre y en ayunas.
  • Presión arterial elevada.

¿Cuál es el nivel adecuado  de glucosa en ayunas?

Se acepta que la concentración de glucosa en ayunas debe de ser 100 mg/dL, pero no es la óptima.(La glucosa en ayunas superior a 85 mg/dL produce un 40% de riesgo de muerte cardiovascular según indican los resultados de una investigación realizada en 2.000 hombres durante un período de 22 años).

El rango de glucosa en ayunas debe de estar entre 70 y 85 mg/dL

¿Cómo controlar el nivel de glucosa en sangre?

Se ha demostrado que medidas simples relacionadas con el estilo de vida son eficaces en su prevención

– Alcanzar y mantener un peso corporal saludable.

– Mantenerse activo físicamente: menos 30 minutos de actividad regular de intensidad moderada la mayoría de los días de la semana o una actividad más intensa si es necesario controlar el peso.

-Consumir una dieta saludable que incluya:

• tres y cinco raciones diarias de frutas y hortalizas

• una cantidad reducida de azúcar y grasas saturadas.

– Evitar el consumo de tabaco, puesto que aumenta el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Es posible su control mediante la ingestión de complementos alimenticios:

Mango salvaje (Irvingia gabonensis)

Judía (Phaseolus vulgaris)

Algas marinas (Fucus vesiculosus y Ascophyllum nodosum)

  • Disminuyen la concentración de glucosa en sangre

  (Camellia sinensis)

Magnesio

  • Reduce los niveles de glucosa en sangre
  • Mejora la sensibilidad a la insulina en sujetos no diabéticos, con sobrepeso y es posible que pueda prevenir la resistencia a la insulina y la diabetes tipo II

Zinc

  • Es adecuado en niños con obesidad , mejora el riesgo cardiovascular en niños obesos y la neuropatía diabética.
  • Cuando se mezcla con vitamina A, mejora la diabetes tipo I .

Glucomanano

  • Produce saciedad,  beneficioso para la pérdida de peso

Guaraná (Paullina cupana)

  • El guaraná junto con Ma Huang reduce los triglicéridos en suero

Acido lipoico

  • Se encuentra en casi todas las comidas y es un nutriente esencial.  Se encuentra en muy baja concentración  en los alimentos.
  • Cuando se ingiere en complemento alimenticio, aumenta la descomposición de la glucosa esto es, decrece la glucosa en sangre y se incrementa la sensibilidad a la insulina (existen  investigaciones  que concluyen que, el ácido lipoico mejora la sensibilidad a la insulina pero no de forma significativa.

Biotina y cromo

  • La biotina también se denomina vitamina H o B7.
  • Ayuda en el metabolismo de las grasas, proteínas e hidratos de carbono, mejora significativamente el control glucémico y reduce el riesgo de neuropatía diabética.
  • El cromo es esencial en el metabolismo de la glucosa. Modula la glucosa y mejora su absorción.
  • Cuando la biotina se mezcla con picolinato de cromo, se mejora el metabolismo de la glucosa en personas obesas.
  • Existen investigaciones sugieren que el cromo no parece mejorar la resistencia a la insulina y otras que la disminución de la glucosa y la sensibilidad a la insulina, puede ser más probable en individuos resistentes a la insulina con diabetes de tipo 2 y que tienen más elevados la glucosa en ayunas y la hemoglobina A 1c .

N-acetil-L-cisteína

  • Es un aminoácido no esencial aunque podría ser esencial para bebés, ancianos o personas con ciertas enfermedades. Se encuentra en casi todos los alimentos.
  • La cisteína disminuye los niveles de azúcar en la sangre.
  • Las cataratas  potenciadas por  el exceso de glucosa en sangre pueden ser minimizadas con cisteína y vitamina C .

Vitamina K

  • Se encuentra en casi todos los alimentos.
  • Puede reducir la progresión de la resistencia a la insulina en personas mayores . Parece jugar un papel importante en la regulación de azúcar en la sangre.
  • Las personas que toman medicamentos anticoagulantes no deben tomar vitamina K.

Vanadio

  • Se utiliza en diferentes formas químicas y es eficaz para el tratamiento, alivio y prevención de la aparición de la diabetes mellitus.

Cinnamon (Cinnamomun cassia)

  • Mejora la glucosa rápida en sangre,  puede atenuar la resistencia a la insulina y la intolerancia a la glucosa.

Naringenin

  • Es un flavonoide que se encuentra en la piel de la naranja y el tomate y tiene la capacidad de mejorar la resistencia a la insulina.

¿Cómo evaluar qué complementos se deben ingerir?

Depende de la ruta metabólica a la que vaya dirigida.

En general, siempre es más adecuado tomar menos cantidad de varios complementos alimenticios que mucha cantidad de uno solo.

Un buena opción es decantarse por una combinación de  complementos que actúen sobre rutas metabólicas diferentes.

El grupo de los cinco anteriores, se pueden combinar con al menos  de 2 a 5 del siguiente grupo:

  • Algas marinas (Fucus vesiculosus)
  • Acido lipoico
  • Biotina y cromo
  • Vitamina K
  • N-acetil-L-cisteína
  • Vitamina K
  • Naringenin
  • Cinnamon (Cinnamomun cassia)
  • Vanadio

Si se desea un resultado más intenso se puede tomar Glucomanano para incrementar la saciedad.

Otra opción es complementar los anteriores con Guaraná (Paullina cupana) para incrementar el gasto energético.